Sois una de esas parejas a las que les encanta Halloween. Os casáis el próximo año por estas fechas y os encantaría que vuestra boda estuviese inspirada en esta temática. Pero a la vez, queréis que todo quede elegante, se vea que realmente es una boda, y no parezca una fiesta de Halloween.

Te damos unas cuantas ideas que os pueden ayudar a inspiraros a ti y a tu pareja para que tengáis vuestra boda soñada, sin perder ese glamour que queréis que permanezca.

Una boda temática no tiene por qué ser menos elegante. Realmente puedes tener la boda de la temática que tú quieras, y puedes hacerlo de dos formas:

–  Una boda con todo tipo de detalles, donde estéis sumergidos totalmente en esa temática.

– Una boda que tenga pequeños detalles, y marquen la diferencia entre una boda de estas características y una convencional, donde se aprecie perfectamente la inspiración de la temática.

Paleta de color: La paleta de color es muy importante, ya que según los colores que elijas, el impacto visual puede ser muy distinto. El naranja y el negro son por excelencia los colores de Halloween. Entendemos que el naranja puede no ser muy atractivo para una boda. El secreto es combinarlo con diferentes colores y tonos. Yo sugiero que los combinéis con colores neutros, como el blanco, colores nude, y también otoñales como marrones y ocres. Si priman los colores neutros y dais el toque de color con el naranja, el negro, etc., la decoración quedará más fina, será más suave y agradable a la vista.

Elementos en la decoración:

Calabazas: Las calabazas no pueden faltar en la decoración. Puedes conseguir calabazas de otros tonos, o incluso pintar algunas de ellas e ir intercalándolas a tu gusto, creando la gama de color perfecta para ti y conseguir el aspecto que realmente quieres.

Otra opción: si no te gustan las calabazas, también puedes escoger una decoración gótica. Puedes optar por el color negro dándole toques de color rojo y plateado. Incluso utilizando calaveras, sombreros de bruja, velas, candelabros… hay infinidad de ideas para poder aplicar en la decoración sin necesidad de poner calabazas.

Dónde no pueden faltar estos detalles:

Invitaciones: La invitación debe reflejar que se trata de una boda temática. Selecciona los colores de la paleta de color que hayáis elegido, y añade algún detalle de la decoración. Por ejemplo, si vais a decorar con calabazas, que aparezca un detalle de una calabaza. Es importante dejar claro que es una boda temática, e informar a vuestros invitados si queréis que lleven algún detalle en la vestimenta. Toda la papelería debe estar conectada visualmente, que refleje que es el mismo diseño, que es de la misma boda, aunque no todo sea exactamente igual (save the date, invitaciones, seating plan, números y nombre de las mesas, menú, carteles de cada rincón, etc.).

Zona de bienvenida: Si decidís tener una zona de bienvenida donde los invitados puedan coger abanicos, protectores de tacones, lágrimas de felicidad etc., podéis decorar este rincón y personalizar cada detalle que sea para los invitados.

Ceremonia: Quedará preciosa la decoración con calabazas (de diferentes tonos), velas, o flores de las tonalidades que hemos escogido, utilizando también esta idea para el pasillo nupcial.

Rincones: Cada rincón que vayáis a preparar (seating plan, mesa de limonada, candy bar, photocall…) debe ir acorde con el resto de la decoración, utilizando la misma paleta de color y objetos (velas, calabazas, calaveras, sombreros de bruja, lazos negros…). Lo mismo con los centros de mesa. El candy bar da mucho juego por los dulces y golosinas que puedan preparar de Halloween, las manzanas de caramelo son geniales.

Mesas: Puedes poner nombre de películas de terror a las mesas, o nombre de lugares emblemáticos relacionados con esta temática, pero siempre debes poner el número junto con el nombre de la mesa. De esta forma será mucho más fácil que todos los invitados recuerden su sitio.

Tarta: Una tarta inspirada en Halloween puede parecer perfectamente una tarta de boda. El color principal puede ser el blanco roto, y en la decoración utilizar flores, alguna calavera o calabaza, que le dé ese toque distinto de una tarta no temática. Los colores a combinar con el blanco roto y que den pequeños toques de color pueden ser el negro y el gris, seguro que quedará muy fina. La idea es utilizar los colores más suaves como principales y los más oscuros para los pequeños detalles.  También podéis utilizar como color principal el negro y unos pequeños toques de color dorado y plateado. El aspecto será distinguido, pero requiere que no vaya excesivamente cargada de decoración.

Vestido de novia: Puedes llevar el vestido de novia que tu quieras, añadiendo algún motivo que lo distinga. Por ejemplo, los zapatos de color, que, además ahora son tendencia. Un cinturón de color negro, un detalle antiguo, o un vestido que parte de él sea de encaje negro. Hay varias ideas que se pueden aplicar sin perder la esencia de llevar tu vestido de novia.

Ramo de novia: También puedes escoger tu vestido de novia tradicional y que el broche final lo ponga el ramo de novia. Lo mejor es seleccionar flores de temporada y de la gama de color que hayáis elegido, funciona muy bien lo otoñal.

Traje de novio: Puedes llevar un prendido diferente. Una flor que lleve también el ramo de novia (estará adaptado a esta temática) y una calavera pequeña y fina que forme parte del prendido. Haciendo un guiño a la temática.

Damas de Honor: Pueden ir con un vestido de alguno de los colores que hayáis escogido de la paleta de color con algún detalle que las distinga del resto, como un broche, por ejemplo, que haga referencia a la temática.

Pajes: Si llevas niños en el cortejo, lo ideal es que puedas ponerles algún detalle distintivo en su vestido o traje, pero de forma muy sutil, que no parezcan que vayan disfrazados. Personalmente yo les daría ese toque con el porta alianzas, un cofre (adaptado a la temática) donde lleven los anillos. Aunque hay muchas ideas por las que se puede optar.

Música:

Podéis poner la música que realmente os guste, pero si queréis que quede una ceremonia elegante, podéis escoger música en vivo. Contratad músicos, por ejemplo, un cuarteto de cuerda, que toquen lo que vosotros realmente queréis. Esto hará que no se pierda el foco de lo que queréis transmitir en la ceremonia, pero a la vez es un guiño muy divertido. Después del banquete, cuando llega el momento la fiesta, podéis poner música de películas de Halloween que os gusten, pero eso sí, que sean bailables. Intercaladlas con música de todo tipo. No a todo el mundo le puede gustar ese tipo de música y se trata de que tengáis la boda que vosotros queréis, pero también ¡¡que todos se lo pasen genial!!

Y tú, ¿te casas en Halloween?

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!

Abrir el chat
1
Hola!!
Soy Pilar. Cuéntame qué necesitas.